I Dit It My Way

Educa a tus hijos como tu creas conveniente, cuídalos como crees que es la mejor forma, al fin y al cabo son únicamente tuyos y de la forma en que lo hagas será siempre la mejor para tu familia.

Siempre he pensado que cada quien tiene su forma diferente de hacer las cosas y en la maternidad en particular, cada quien escoge la que más le conviene o con la que se siente más cómoda, al final, si diste de mamar o no, si hiciste colecho o no, si respetaste no darle solidos durante los primeros seis meses o no, es solo TU DECISIÓN, y al ser TUYA, es la mejor para ti y tu bebé.

Les cuento algunas cosas que he hecho A MI MANERA desde el momento que supe de mi embarazo, dándole los respectivos créditos a mi pareja, quien siempre rompe con las reglas de lo tradicional (yo soy un poco miedosa):

  • Durante mi embarazo, jamás deje los tacones y antes de hacer caso al famoso “golpe”, lo consulte con mi ginecólogo, quien me respondió que si me sentía cómoda con usarlos pues que lo hiciera siempre y cuando tuviera cuidado a las caídas y así lo hice.
  • Únicamente di de mamar dos meses y medio (alguien antes que naciera me comento lo sacrificado que era la lactancia materna exclusiva), y en ese momento dije: “Esto no es para mí” y efectivamente no lo fue, di a Alexandra lo que pude y nunca me clave ni me sentí mal por no seguir (Esto no me hace ni peor ni mejor mama, pues a la fecha Alexandra sigue siendo una niña feliz sobre todo sana).
  • Sacamos a Alexandra a la semana de nacida, no esperamos ni la cuarentena ni tres meses ni nada… Obviamente no la sacamos al mercado ni a lugares llenos de gente, pero fuimos a comer a uno que otro lugar y todo salió muy bien, sobre todo para mi que me sentía como león enjaulado dentro de casa.
  • Decidimos que Alexandra fuera a una guardería, pues preferimos que Alexandra recibiera estimulación temprana durante el día a que se quedara en casa.
  • Durmió en su propio cuarto desde los dos meses, pues creemos que la intimidad de la pareja es importante.
  • Le di leche entera antes del año y todo tipo de comida a los 10 meses, pues ya no quería papillas.
  • Nos hemos ido de viaje sin ella, y aunque la extrañamos, disfrutamos el tiempo solos como pareja y regresamos con pilas recargadas para afrontar los terribles dos.
  • Alexandra tiene deberes desde muy chiquita, por ejemplo, si se quita la ropa debe ponerla en su cesta de ropa, si vamos al supermercado, debe ayudar a bajar cosas (sin peso por supuesto), si yo barro, ella me ayuda con la pala, si come, debe sacar su plato del cuarto, etc., yo no le ayudo en casi nada y aunque muchas me dicen que soy una “mala” y que “pobrecita”, para mi es importante que aprenda ciertas cosas desde bebe.
  • Ella debe resolver problemas SOLA, si quiere algo y estamos en casa ajena, ella debe pedirlo con respeto y a sus dos años generalmente resuelve sola lo que necesita sin recurrir a mi y si me pide ayuda, la apoyo pero no le hago nada.
  • Debido a su carácter tan especial, he probado de todo para corregirla, y lo único que me ha dado resultado es ponerme a su nivel, y tratar de mantener una conversación con ella y créanlo o no, me escucha y me responde por muy enojada que este, pero ni el Time out pudo con su carácter.
  • Soy partidaria de dejarla explorar como ella quiera, si se moja simplemente la seco, si se ensucia, la baño, si quiere ver, tocar, escuchar, sentir, lo que ella quiera es permitido!
  • Desde que nació nuestro equipo es de 3, por tanto, hacemos todo juntos, nuestro cambio de vida ha sido en realidad mínimo, pues lo tratamos de seguir con ella incluida, es decir, si queremos salir no pensamos solo en ella y en su diversión, si tenemos ganas de una buena pasta o comida española, simplemente nos acompaña y tratamos de hacer su espacio con nosotros divertido.

Al final la lista es interminable, pero lo mas importante de todo ha sido que tomamos las decisiones en conjunto de lo que creemos que esta bien para nuestra familia y tú, ¿qué haces diferente en tu maternidad que rompe con los esquemas del “deber ser”?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *